La pasta engorda?

En un mes, pierde la grasa sobrante comiendo pasta

Aunque la pasta ha estado considerada durante muchos años como un alimento calórico, incluida dentro de una dieta equilibrada, incluso ayuda a adelgazar y a quemar las grasas.

dieta pasta

En las últimas décadas el consumo de pasta ha decaído debido a su fama de “bomba calórica”. La era del culto al cuerpo decidió desterrarla de la dieta, alegando que engordaba y que era un alimento prescindible. Pero, por fortuna, los expertos en nutrición han acabado con esta teoría y han devuelto a la pasta a su merecido lugar en la saludable dieta, e incluso como una aliada excepcional a la hora de perder peso.

Hay cinco buenas razones para tomarla…

  1. La pasta contribuye a la reducción de los niveles de colesterol LDL (el considerado colesterol “malo”)
  2. Diversos estudios científicos señalan que una alimentación basada en, al menos, un 50% de hidratos de carbono (el nutriente presente de forma mayoritaria en la pasta) favorece la prevención del infarto de miocardio.
  3. El consumo regular de pasta disminuye la probabilidad de padecer enfermedades tan frecuentes en las sociedades actuales como la obesidad, la diabetes, el infarto o el cáncer, sobre todo si se trata del colorrectal
  4. La pasta es rica en vitaminas B y E, y en minerales como calcio, fosforo, hierro, potasio y magnesio, por lo que fortalece el sistema neurológico; además, nos mantiene a salgo de depresiones y asegura el buen estado de la estructura ósea.
  5. La pasta ayuda a acabar con el insomnio. Son muchos los especialistas que recomiendan ingerir una pequeña cantidad de pasta a la hora de la cena para dormir mejor y disfrutar de un sueño continuado.

¡Que no, que no engorda!

Mucho han tenido que pelear los nutricionistas para convencernos de que la pasta no engorda, salvo si se toma acompañada de gran cantidad de ingredientes muy calóricos. Pero lo han conseguido, aportando pruebas fiables basadas en el análisis de la pasta y en su comportamiento nutricional:

  • La pasta contiene una gran cantidad de agua y fibra, de ahí su efecto saciante  y ligeramente laxante.
  • Favorece el funcionamiento de la tiroides, indispensable para regular las funciones endocrinas.
  • La energía procedente de los hidratos de carbono se absorbe más lentamente, por lo que permanece más tiempo en el organismo.
  • La pasta actúa sobre la insulina, que controla la sensación de saciedad, y sobre neurotransmisores como la serotonina y la noradrenalina.

Así se cocina.

Si quieres cocinar la pasta como los grandes chefs de roma, te quedara más rica y la consumirás más a gusto.

  • La proporción ideal es de un litro de agua y 10 g de sal por cada 100 g de pasta
  • Si vas a condimentar la pasta de manera contundente, debes reducir la cantidad de sal.
  • La pasta únicamente debe agregarse a la cocción en el punto más álgido de ebullición.
  • Debes removerla con un tenedor de madera (así tampoco dañas el recipiente) y tapar este hasta que la cocción finalice.
  • La pasta de doblar su tamaño y el tiempo de cocción dependerá del groso de la pasta que hayas utilizado y de si te gusta blanda o al dente.
  • Una vez que llegue a la consistencia deseada, deberás agregar un vaso de agua fría para frenar el proceso de la cocción es el momento de agregarle los sabores de compañía que adoptara y realzara.

Búsquedas relevantes:

Un Comentario acerca de “La pasta engorda?

  1. Pingback: Dieta de la Pasta - Dietas, trucos y productos para adelgazar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>